viernes, 24 de julio de 2015

Una lectura de tarot como esperamos vs como es...

By Lucia del Mar

Después de una lectura, me gusta preguntarle a mis consultantesque les parecio la consulta, si cumplio sus expectaticvas. Muchas veces la respuesta es la misma. "Me sentí comoda con la lectura, aunque esperaba encontrarme con otra cosa". Bueno… y q es lo q usualmente se espera de una lectura… de un tarotista. Cualquier cosa menos que una saque tranquilamente su mazo de cartas sin ceremonia ni velas ni rituales extraños, con o sin ‘ambientación’, algunas veces me ha tocado leer en una fiesta en medio de la música, con las luces parpadeantes, a veces en reunión de chicas, hay gente que lee en la calle, en ferias… Entonces, por que la sorpresa?
Eso se debe en parte a la publicidad que Hollywood y la televisión en general le hacen a los tarotistas, en parte a la publicidad que ciertos tarotistas se hacen a si mismos.
En parte a la superstición, muchas personas creen que un tarotista es un ser iluminado y espiritual, conectado a las entidades divinas… En parte a la misma fantasía o la imagen que uno mismo genera  sobre el tarotista y lo q espera obtener de el/ella.
Entonces como es una lectura?  Si la analizamos técnicamente;  consta de tres partes importantes; Un consultante, una pregunta y un tarotista con sus cartas.  El consultante es quien se acercará al tarotista con su inquietud (la pregunta) propiamente dicha. El tarotista es quien oficiara de intérprete entre el consultante y las cartas, sin intermediarios, sin energías alienígenas, ángeles, demonios o dioses. Solo el interprete y las cartas que serán descifradas por este de acuerdo a los significados generales pre establecidos de los arquetipos; y su experiencia personal; y traducida, la respuesta, a un lenguaje que quien consulta pueda entender y actuar en consecuencia.  Entonces todo lo demás?
Lo demás es secundario, un maestro, por ejemplo, conoce su oficio y puede ejercerlo en cualquier lugar, bajo casi cualquier condición. Sin embargo ha de tener sus mínimas preferencias, comodidad, una pizarra donde desarrollar sus ideas, alumnos… Lo mismo pasa con cualquier otro oficio, donde por supuesto entra el tarot. Puede leerse casi bajo cualquier circunstancia, y, a la vez cada intérprete tendrá su método y sus gustos.  Algunos ponen velas, encienden sahumerios, ponen música funcional.  Otros gustan de la media luz, colores oscuros, esencias…
Todo dependerá del gusto quien lee. Por comodidad, por elección personal, por comodidad del consultante...  Después claro;  está  el ‘tarotista’ que dice serlo pero no lo es, Ese gusta de la propaganda y las puestas en escena al mejor estilo Hollywood. Esto no quiere decir que todos los que ambienten su lugar de lectura sean estafadores y charlatanes; o que quienes sean mas austeros a la hora de leer sean mejores pero, en general (en general) entre mas armada la escena; mas es la distracción que se genera al consultante a la hora de medir la calidad de una lectura.

Entonces la próxima vez que vayas a una consulta, recuerda su construcción básica, no importa donde y como se realice, siempre que te vayas con una respuesta clara a la cuestión o cuestiones que te acercaron a la misma.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario